Economistas advierten por la volatilidad del dólar

En el arranque de julio hubo otra escalada del dólar que llevó al billete verde a un nuevo récord, quebrando la barrera de los $ 17. La divisa minorista se disparó este lunes 18 centavos para cerrar a $ 17,06 según el promedio que realiza ámbito.com en bancos y casas de cambio.

El salto de esta jornada, sumado a las reiteradas alzas de las últimas semanas, llamó la atención en el mercado. Este medio consultó a economistas sobre este escenario y todos ellos coincidieron en que el dólar está en niveles esperables, aunque mostraron precaución ante la volatilidad presente en los últimos saltos de la moneda estadounidense.

El ascenso acelerado del dólar es una situación del último mes y medio. El año comenzó con un billete verde planchado que osciló por encima de $ 15 y pocas veces superando los $ 16. Eso fue hasta que el impacto del escándalo de corrupción que envuelve al presidente Michel Temer instaló la divisa definitivamente por arriba de los $ 16. La espiralización comenzó con ese golpe de Brasil a los mercados a mediados de mayo y a partir de allí no paró. Luego hubo otros sucesos que sumaron al incremento: la negativa del MSCI a considerar a Argentina un “mercado emergente” y la incertidumbre política derivada del período preelecciones en especial tras el lanzamiento de Cristina de Kirchner. En sólo una semana la divisa ya acumuló una suba de 51 centavos.

“Creo que no va subir mucho más en este rally”, consideró tajante Fausto Spotorno, economista y director del Centro de Estudios Económicos de Orlando Ferreres. Sin embargo, advirtió por las reiteradas subas de los últimos días: “Estamos viendo volatilidad en el mercado cambiario”. Explicó que “el tipo de cambio estaba atrasado, tenía que subir”, y que el nivel de la cotización está dentro de lo esperable, pero remarcó que “hay que diferenciar la tendencia de fondo del tipo de cambio de la volatilidad”.

Para explicar las razones de esa volatilidad apuntó a las elecciones primarias de agosto que desembocarán en las legislativas de octubre, el impacto por la mala noticia del MSCI, el retraso en la cosecha y la liquidación de los granos, entre otros. Sobre una eventual intervención del Banco Central para corregir las variaciones en el tipo de cambio sostuvo que la entidad “podría intervenir siempre y cuando detecte mucha volatilidad, que puede perjudicar la economía”.

En tanto, afirmó que el aumento del dólar no ayuda al BCRA y que se esfuma la posibilidad de una baja de tasas. “No tenía margen para bajar las tases antes porque la inflación no le estaba dando lo que pretendían. No creo que ahora tenga espacio para hacerlo”, opinó al tiempo que destacó que incluso hay voces que piden un incremento en la tasa de referencia.

Sobre si la reciente escalada del dólar afectará precios aseveró: “Si llega a tener un impacto, es marginal. Está dentro de la tendencia que se esperaba en el tipo de cambio”. “La volatilidad no debería trasladarse a los precios”, concluyó.

“No hay muchas razones objetivas para que el dólar tenga la escalada que está teniendo”, apuntó el economista y exdiputado nacional Claudio Lozano. Según él, “hay una movida articulada, un intento de asustar” y aventuró una relación de la volatilidad con el clima previo a las elecciones. Sobre ese efecto sostuvo que es “en parte espontáneo, mientras que hay otros que ayudan un poquito”.

Lozano evaluó que el componente político está afectando a los mercados y que el Gobierno puede estar intentando agitar el fantasma de un cambio en el panorama económico ante un triunfo de la oposición. “Le puede salir el tiro por la culata”, arriesgó.

Consultado sobre si la entidad que conduce Federico Sturzenegger debería poner un freno a la suba del dólar, el economista dijo: “Si quisiera evitar el impacto en precios, debería. (La suba del dólar) ya ha tenido efecto en los costos”. Sobre este tema se refirió al reciente incremento en el valor de los combustibles, que se explicó en parte por la suba de la cotización de la divisa extranjera. Además, alegó que al Gobierno “no le viene mal que se deslice el tipo de cambio” en función de la estrategia económica oficial.

El exdiputado se refirió a la tasa de referencia del BCRA y opinó que “indudablemente” la suba del dólar le pone un freno. “Este deslizamiento (del tipo de cambio) está garantizando que la tasa se va a quedar así”, remarcó.

“El dólar apunta a ubicarse en el rango previsible entre $ 17,50 y $ 18”, aseveró Rodrigo Álvarez, director de la consultora Analytica, que además definió como techo los $ 18. En ese marco, apuntó a las elecciones como el principal factor que va a generar volatilidad en el tipo de cambio.

Dentro de las razones que presionan la cotización del billete verde, Álvarez sumó a lo que aportaron sus colegas algunos componentes de estacionalidad como las vacaciones de invierno (que lleva a los turistas a buscar la divisa) y el pago de medio aguinaldo. “Hay un mercado donde la oferta de dólares se achica y la demanda sigue siendo fuerte”, dijo.

“En estos niveles el Banco Central todavía no va a intervenir; en un escalón más elevado, sí”, estimó y agregó que “en este escenario la tasa de interés no va a bajar”. “Las tasas van a permanecer en estos niveles, pero tienen que bajar”, consideró.

Finalmente, calculó que en los valores actuales del dólar todavía no habría una transferencia a precios y que con estos ascensos de la cotización el Gobierno está devolviendo rentabilidad a sectores de la economía argentina.

Fuente: Ámbito Financiero