Ecología detectó a cuatro cazadores furtivos en Urugua-í y Foerster

Guardaparques debieron intervenir en la zona conocida como “La Península de Andresito”. En el lugar y luego de un recorrido detectaron huellas de personas y escucharon disparos de armas de fuego provenientes de selva adentro en dirección a una reserva privada.

En ese momento los funcionarios deciden apostar una guardia en un lugar estratégico sobre un camino interno a la espera de la salida de los furtivos, dividiendo la patrulla en dos grupos distanciados a pocos metros entre sí.

Luego de un par de horas de espera y vigilancia, lograron observar luces de linternas que salían del monte como también se escucha en la espesura de la selva el movimiento de un vehículo introducido previamente con el fin de sacar las presas atrapadas en el parque.

Fue así que los furtivos logran pasar el primer grupo de guardaparques que se encontraba camuflado en el lugar, quedando detenidos en el segundo control.

Una vez dada la voz de alto de ecología, descienden cuatro personas; posteriormente se le solicita al conductor que muestre el interior del rodado, allí se encontraron varios bultos entre ellos armas de fuego, que al momento de solicitar la documentación correspondiente de portación los detenidos aseguran no poseerla.

Una vez verificado los bultos encontrados en su interior piezas faenadas de animales silvestres, entre los que se puedo observar eran pertenecientes a venados y un agutí cobradas recientemente.

Luego de identificar a los infractores, se labraron las actas correspondientes donde se detalló lo secuestrado en los que figuraron una escopeta calibre 28 doble caño, un rifle calibre 22, municiones varias, un vehículo Chevrolet Astra y presas cobradas.

Finalmente los funcionarios ecológicos trasladaron a los cazadores al hospital de Comandante Andresito para una revisación médica, y luego fueron trasladados hasta la comisaría local quedando a disposición de la Policía de la provincia.