Diputada misionera repudió el corte de jubilaciones y pensiones a discapacitados

Silvia Rojas, del Frente Avancemos, presentó en la VI Sesión Ordinaria de la Legislatura una declaración que expresa el más enérgico rechazo y la profunda preocupación por las medidas tomadas por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, consistente en el recorte de materia social, específicamente a lo que se refiere a las bajas de pensiones a las personas con discapacidad.

A su vez otros legisladores se unieron a este rechazo y presentaron proyectos repudiando tal medida, como son Noelia Leyría, Oscar Alarcón y Martín Sereno.

En esa misma línea, Rojas expresó: “Hablar de la quita de pensiones a personas con discapacidad es sumamente grave. Estas pensiones que en su momento fueron otorgadas por el Estado a personas que han cumplimentado la totalidad de los requisitos que se habían requerido, resulta que ahora por un ‘cruce’ entre la Anses y el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, se le dice a estas personas que esta pensión no pueden seguir cobrando, y directamente les cortaron el beneficio”.

“Estamos hablando de personas que realmente necesitan el beneficio, encima el monto a cobrar apenas superan los cuatro mil pesos, pero tiene una importante cobertura médica que claramente excede el monto que cobran en esta pensión no contributiva, estas personas no pueden quedar sin cobertura médica un solo día, ni tampoco prescindir de los medicamentos vitales para cada tratamiento específico” añadió la legisladora.

En otro punto agregó que la pensión por discapacidad debe tener un único requisito y que es la discapacidad misma.

Rojas también dijo que “tenemos una convención de los derechos de las personas con discapacidad que vale como la constitución misma, y este decreto 432/97, un decreto Menemista que se vuelve a utilizar, es absolutamente inconstitucional y violatorio de esta convención y de varios artículos que son claros”.

Silvia Rojas también argumentó su repudio asegurando que al cortar el cobro de dichas pensiones no están teniendo en cuenta la burocracia que requiere el proceso de trámite para volver a solicitar dicho beneficio, por eso expresó que “suspenden el cobro de esta pensión alegando que estas personas deben demostrar nuevamente su discapacidad, no piensan en el peregrinar para lograr nuevamente un turno en el juzgado, en la Anses y luego en el Ministerio de Desarrollo Social. El tiempo de espera va de dos a nueve meses para poder recuperar o no ese beneficio que efectivamente le corresponde”.

Por último la Diputada agregó: “La discapacidad no tiene color político, responde ahora a una necesidad real de la gente y no estamos pidiendo sensibilidad, pedimos sentido común y justicia, en absoluto consideramos este rechazo y repudio como un oportunismo político”.