Digitalizan todos los conocimientos humanos para preservarlos en el espacio

Parece una historia de ciencia ficción, pero es realidad pura: organizaciones, inversores y emprendedores tecnológicos están almacenando en un poderoso formato digital los conocimientos que la Humanidad logró elaborar a través de los siglos, para enviarlos al espacio y preservarlos en caso de una guerra atómica o un desastre planetario.

En el futuro cercano se enviarán millones de páginas de texto de historia y geografía, matemáticas y ciencias, imágenes y grabaciones, música, una compilación de los distintos lenguajes y el archivo completo de Wikipedia. “El objetivo principal es confeccionar un backup de la civilización”, señaló Nova Spivack, uno de los cofundadores de Arch Mission Foundation, en diálogo con ámbito.com.

Los avances tecnologícos es un factor decisivo en la búsqueda de plasmar un sueño impensado décadas atrás. El sistema de almacenamiento utiliza un láser para grabar diminutas piezas de cristales de memoria, que son capaces de registrar hasta 360 terabytes (unos 360 mil gigas) en estructuras microscópicas. “Podremos enviar una cantidad de información interminable, y guardarla durante miles de millones de años. También estamos investigando nuevos formatos”, afirmó Spivack, uno de los primeros visionarios en apostar al desarrollo de las empresas en Internet.

Los artefactos que la organización diseña y construye están preparados para sobrevivir largas estadías en las superficies de planetas, lunas y asteroides.

Para hacer el envío, la alternativa más simple y económica es aprovechar los espacios vacíos en las cargas útiles de los lanzamientos de satélites. Así Arch Mission logró hacer un simbólico delivery de libros digitalizados durante el reciente despegue de un cohete de SpaceX, la empresa de viajes espaciales del incansable y excéntrico emprendedor Elon Musk.

La idea inspiradora fueron las obras de la “Serie de la Fundación” escritas por el autor de ciencia ficción Isaac Asimov. Creada en 2015, desde entonces la organización atrajo a una creciente comunidad de líderes y se financia mediante donaciones, aunque en el futuro sus directores esperan recibir apoyo adicional de gobiernos, instituciones y otras fundaciones.

Fuente: Ámbito.