Detuvieron a cinco represores que estaban prófugos

Cinco exoficiales de la Armada acusados de secuestrar, torturar, asesina y desaparecer ciudadanos durante la última dictadura militar fueron detenidos en los últimos días.

Las detenciones fueron llevadas a cabo por la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) en allanamientos de domicilios en Capital Federal, Punta Alta y Bahía Blanca, a raíz de una investigación para dar con el paradero de los prófugos.

Se trata del exalmirante Rodolfo Carmelo Francisco Luchetta; el excapitán de navío Heberto José Rubattino; el exsuboficial mayor Luis Oscar Conti; el excapitán de navío Mario José Bilesio y el excapitán de fragata Pedro Eduardo Giromini.

Los detenidos, sindicados de cometer delitos de lesa humanidad durante la última dictadura, quedaron incomunicados y privados de su libertad bajo las órdenes del Juzgado Federal 1 de Bahía Blanca, a cargo de Walter López Da Silva y la Unidad Fiscal que investiga el terrorismo de estado en la misma ciudad.

Luchetta fue el tercer interventor de la dictadura en Santa Fe desde el 29 de marzo de 1981 y durante quince meses, y está acusado por el “secuestro y tormento” a 25 militantes políticos entre ellos tres asesinados y 13 desaparecidos, cuando era capitán de navío y jefe de Operaciones en la Base de Puerto Belgrano, en 1976.

Giromini, en tanto, actual gerente de Prevención, Protección y Seguridad de Intercargo, en 1976 era jefe de Personal, jefe de Logística y ayudante del comandante del Batallón Comando de la Brigada de Infantería de Marina 1 y se le imputan secuestros, tormentos, muerte y desaparición de seis personas.

La nómina se completa con el exteniente de fragata y exjefe de la Compañía Pitón de aquella unidad, Mario José Bilesio, el exteniente de navío y exjefe de la misma compañía, Heberto José Rubattino, y el ex suboficial mayor electricista Luis Oscar Conti, quien se desempeñó en el Centro de instrucción y Adiestramiento de Máquinas y Electricidad de la Base Naval Puerto Belgrano: los tres están imputados por los delitos de privación ilegítima de la libertad y aplicación de tormentos en perjuicio de 27 víctimas.

Las capturas de los represores se enmarcan en el ámbito del Comando Unificado Federal de Recaptura de Evadidos (CUFRE), programa que coordina el Ministerio de Seguridad a través de la Secretaría de Seguridad que encabeza Eugenio Burzaco.

Fuente: ámbito financiero.