Desarrollarán un matadero modelo para la faena de pollos

La tarea estará a cargo de técnicos del Instituto de Fomento Agropecuario e Industrial (IFAI), en base al emprendimiento de la familia Komerz, quienes producen 300 pollos semanales de 3 kilos cada uno y los comercializan en su casa y en las ferias francas de Wanda y San Antonio.

“El objetivo es diseñar un matadero familiar modelo para facilitar la faena de pollos y que esté contemplado en la futura ley que regulará la actividad en Misiones”, señalaron desde el organismo provincial.

Tras destacarse que “la familia Komerz tiene muy buena rentabilidad con la crianza y venta de pollos”, se precisó que estos productores “poseen un manejo sanitario y nutricional considerado de “excelencia” ya que el maíz para el alimento balanceado lo producen ellos. Hacen dos cosechas anuales de maíz y realizan rotación con nabo forrajero y avena, de esta forma la tierra se descompacta ya que el nabo tiene raíces grandes y profundas, y la avena aporta cubierta verde y fertilidad. “Con esta metodología sus rindes de maíz oscilan entre las ocho y nueve toneladas por hectárea”, comentó Adrián Rojo, técnico del IFAI que asiste los productores en la zona norte de la provincia.

En el mismo análisis que realizaron los técnicos del IFA, destacaron que “es muy interesante e innovador la manera de acopio y conservación del maíz, ya que cuando lo cosechan con un 40% de humedad lo muelen y lo guardan en carpas sin oxígeno”. De esta manera el maíz tiene una fermentación anaeróbica, dando como resultado un silaje de grano de maíz húmedo y molido, que tiene una mejor digestibilidad que el maíz seco molido, ahorrándose los gastos de secado, acopio y sus respectivos fletes.

Sobre el método de recría y engorde de los pollos, Rojo explicó que “los tres primeros días de vida se les da un complejo vitamínico mineral a los pollitos bb, realizan un descanso de tres días y luego se les da de rutina sulfa-trimetroprim evitando de esta forma la infestación por coccidios que tantas pérdidas causa en esta producción en la zona; además de eliminar en esa etapa cualquier otro patógeno ya que son antibióticos de amplio espectro”. Luego a los 21 días se realiza una desparasitación con piperazina. Con este manejo tienen menos del 2% de mortandad y como el pollo lo terminan a los 50 días no hay ninguna posibilidad de residuo medicamentoso en la carne.

Sobre el alimento, los técnicos explicaron que manejan tres alimentos balanceados (iniciador, recría y terminación) que ellos mismos producen comprando el núcleo vitamínico mineral, más el expeler de soja y el silaje de grano húmedo molido. En el caso de la producción de huevos agregan al balanceado conchilla, y también mantienen una excelente sanidad. La faena se realiza en dos etapas, en una zona sucia donde despluman y después la llevan a un cuarto preparado para tal fin, que funciona como zona limpia en donde se evisceran y preparan los pollos para la comercialización.

Los técnicos visitaron la granja, hace dos semanas, con ocho jóvenes de la zona que estudian la carrera de Técnicos Universitarios en Producción Agropecuaria en la Universidad Nacional de Misiones (UNaM). En la ocasión acordaron que desde el IFAI se desarrollará un trabajo con la familia Komerz para sistematizar su producción de manera tal que se pueda transpolar a otros productores interesados su forma de producción. También se trabajará en el diseño de un matadero familiar modelo, para facilitar la faena y que además sirva como insumo para una futura ley de mataderos familiares en la provincia de Misiones.