Deportivo Roca superó a Garupá en la Copa Posadeña

En cancha de La Picada, Garupá FC cayó ante Deportivo Roca por 2-1, en el encuentro correspondiente a la Segunda Fase Preliminar de la Copa Posadeña 2018.

Deportivo Roca movió del medio, el balón fue para atrás, y de inmediato salió un pase hacia adelanta por la derecha para Matías López, quien aprovechó la distracción de Cabral y Kachoroski, encaró al arco y definió ante la desesperada salida de Núñez Píris para poner la apertura del marcador.

Dieciséis segundos pasaron para que Roca se ponga en ventaja.

Tras ese tempranero gol, Garupá fue el que intentó ser superior. Pero en su intento, los dirigidos por Ayala fracasaron en el dominio claro del esférico, y solo se enfocaron en los pelotazos por la banda derecha, donde Cabaña fue rápido, pero el mal estado del campo de juego imposibilitó que alguien pueda controlar con tranquilidad el balón.

El granate la tenía fácil, y fue a lo fácil. Con la ventaja, los del interior propusieron defenderse y apostar a la contra, donde Widmann fue el más importante a la hora de manejar los hilos del partido.

El primer tiempo se dio así: con el ímpetu en ataque Garupá, pero sin claridad en los metros finales; y con Roca aguantando en defensa, y saliendo de contra para estirar la diferencia.

El segundo tiempo también arrancó con todo, y luego se cayó en la imprecisión de ambos.

A los 2 minutos, en ataque rápido, Roca salió de contra, el rival quedó mal parado, y Lokuski quedó frente al portero, y cedió el pase a Mauricio Dos Santos, quien estaba solo frente al arco, y no tuvo más que mandar el balón al fondo de la red para poner el 2-0.

A los 5 minutos, en un ataque con muchos hombres en el área rival, el esférico quedó tras y rebote para Orlando Cabañas, quien remató fuerte para vencer a Von Arx, y poner el 1-2.

Lo que restó del partido se vio a Garupá más abocado al ataque, en búsqueda del empate. Pero el tricolor falló en la metodología, ya que intentó llegar siempre con balón dominado a los metros finales, y abusó del uso de la banda derecha, donde Cabaña ganaba en profundidad, pero no encontraba a nadie bien posicionado en el área.

A Roca se lo vio ordenado y seguro en la defensa. Con dos líneas de cuatro bien marcadas y estáticas, solo Widmann y Lukoski (luego Rojas) quedaban para la contra. Aún sin contar con muchos hombres en ataque, los del interior pudieron aumentar la ventaja, pero fallaron en la definición.

En el final, Garupá fue a la carga barraca en búsqueda de la paridad, pero no se le dio.

Deportivo Roca se metió en octavos de finales, donde enfrentará a Sporting de Santo Pipó.

Fuente: MetaGoles.