Denuncian penalmente a Luis Miguel Etchevehere

El ahora secretario de Agroindustria pasa por su peor momento desde que integra el Gabinete. Esta vez por la denuncia que se radicó en su contra por “tentativa defraudación contra la administración pública”.

La presentación la hizo el abogado Marcelo Parrilli que solicitó el allanamiento del Ministerio de Agroindustria y el secuestro de documentación en el marco de las Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior realizadas la semana pasada.

Es que, en medio de los rumores que anticipaban que el Gobierno volvería a implementar un esquema de retenciones a los productos agroindustriales, las empresas inscribieron alrededor de 8,5 millones de toneladas de granos.

De inmediato se sospechó que Etchevehere utilizó esa “información confidencial” para favorecer a los agroexportadores que de esta manera, al menos en los envíos de soja, trigo y maíz, no estarán alcanzadas por la nueva tasa de cuatro pesos por dólar.

Sin embargo, según pudo averiguar LPO con varias fuentes del sector, el hecho de que se mantenga abierto el registro de venta de granos en la semana previa a la aplicación de retenciones se debió a una maniobra de negligencia del Gobierno.

Sucede que el caos informativo en la Casa Rosada fue de tal magnitud que hasta el propio Etchevehere desconocía la medida que finalmente se tomó: “Todo se terminó de decidir el fin de semana en Olivos”, confió una de las fuentes consultadas.

Igualmente, hasta los propios funcionarios reconocen que, ante la duda, el Ministerio de Agroindustria debió restringir las declaraciones juradas la semana pasada. “Esto se solucionaba cerrando por 48 horas el registro”, señalan.

Este martes Etchevehere filtró a los medios una carta que le envió a las empresas nucleadas en CIARA-CEC en la que solicita los contratos de ventas adquiridos la semana pasada y la tenencia de mercadería con anterioridad a las retenciones.

“Hemos advertido un incremento llamativo en el flujo habitual del volumen y número de Declaraciones Juradas registradas dentro del régimen establecido por la Ley Nº 21.453, sus modificatorias y complentarias”, sostiene la carta del secretario.

CIARA-CEC salió al cruce y aseguró que se las empresas se presentarán en forma voluntaria y espontánea ante todos los organismos del Estado competentes por las Declaraciones Juradas de Exportación de la semana pasada.

“Contamos con toda la documentación para acreditar que las operaciones mencionadas se hicieron en el marco de las normas vigentes. Estamos disponibles para cualquier organismo de supervisión y control del Estado”, aseguró CIARA-CEC.

Por el momento el registro de venta de granos al exterior permanece cerrado y se desconoce cuándo se reabrirá. El cierre provocó que, al menos en lo que va de la semana, se pierda la posibilidad de inscribir exportaciones por u$s 300 millones.

Como sea, el futuro de Etchevehere es cada día más incierto, no solo por esta nueva denuncia que se suma al “Bono-Gate” que reveló LPO, sino también por la ola de despidos en el Ministerio que le causó un enfrentamiento directo con ATE.

Los dirigentes rurales también están molestos con Etchevehere porque consideran que una vez anunciadas las retenciones al campo el ministro debió haber presentado la renuncia en función de su histórica posición en contra de esta medida.

En los pasillos de Agroindustria cuentan, además, que el entrerriano está más que fastidioso por la quita de rango a su Ministerio -que ahora es Secretaría- dado que pasó a depender directamente de Dante Sica.

Fuente: LPO