Cumbre OMC: admiten que es “imposible” por ahora arribar a un consenso

La segunda jornada de las sesiones ministeriales de la cumbre de la Organización Mundial de Comercio (OMC) se vio empantanada ante la imposibilidad de arribar a un acuerdo, al menos hasta ahora.

Así lo manifestó el vocero del organismo, Keith Rockwell, quien en declaraciones a la prensa manifestó que “es imposible por el momento” llegar a un consenso acerca de los cinco ejes que están en discusión: Agricultura, Pesca, Servicio, Desarrollo y Comercio Electrónico.

Sin embargo, Rockwell remarcó que “queda un día y medio, aún no hemos acabado”. “No se espera que haya una avalancha de acuerdos pero mientras haya tiempo, hay esperanza”, sostuvo.

Respecto a la declaración ministerial que se espera cuando finalice la cumbre, el vocero de la OMC señaló que la “chair” Susana Malcorra conformó un equipo para su redacción. El principal escollo en este marco es la postura del gobierno de Estados Unidos, que envió a su secretario de Comercio Robert Lighthizer para ratificar la postura que anticipó a principio de año, cuando la administración de Donald Trump cuestionó a la OMC por su metodología. “Nos preocupa que la OMC esté perdiendo su enfoque principal y se esté convirtiendo en una organización focalizada en conflictos”, sostuvo Lighthizer.

La administración de Trump se mostró tajante en su postura de no ceder ante los reclamos de los países en desarrollo en materia de programas de seguridad alimentaria. En la vereda de enfrente, China e India se mantuvieron firmes en su reclamo, y se prevé que si ninguno de esos países da el brazo a torcer (y es muy probable que no lo hagan), la jornada del miércoles depare los mismos resultados.

El origen del conflicto data de la cumbre de la OMC en Bali 2013, cuando se acordó una cláusula de paz para que los programas públicos de existencias de alimentos, considerados distorsivos, no fueran llevados ante el Órgano de Solución de Diferencias. Esa cláusula vence en los próximos días y los ministros están apurados por encontrar una solución que no aparece a la vista.

El mismo Gobierno argentino había anticipado que los resultados de la cumbre serían “austeros”. Inclusive Malcorra señaló en la jornada del lunes que “el vaso está casi vacío”, al referirse a los debates de jefes de delegación.

El único acuerdo con vistas a concretarse es el que se celebra en paralelo a la cumbre, y que tiene como protagonistas a los bloques comerciales de Mercosur y la Unión Europea (UE). En este caso el Gobierno se mostró optimista aunque remarcó que puede no cerrarse durante esta semana.

Fuente: Ámbito Financiero