Crucero del Norte perdió ante Boca Unidos

En Santa Inés, Crucero del Norte perdió ante Boca Unidos por 3-2, en el encuentro un válido por la cuadragésima fecha del Torneo de la Primera “B” Nacional 2016/2017. En un duelo que de equipos flojos y necesitados, el colectivero fue el menos contundente de cara al arco rival. El conjunto dirigido por Lippi perdía por tres goles, pero en el complemento reaccionó, pero no pudo empatarle.

Lippi puso nuevamente un 4-4-2, devolviendo a Lerchner a la zaga central, y poniendo a Molinas con Caballero en el doble cinco. El colectivero generó muchas acciones ofensivas, en las que llegó con claridad al área rival, pero equivocó las decisiones en los metros finales. Incluso, hasta se dio el lujo de tocar y tocar en los metros finales, demostrando una gran categoría en el juego, pero esa categoría caía a la nada en el pase final a la hora de quedar de cara al gol.

Boca Unidos fue lo mismo. Un equipo con muchas ideas en el trato del balón, pero era muy errante en los metros finales.

Las primeras aproximaciones de peligro fueron para la visita, que llegó continuamente antes de las veinte minutos. Núñez tuvo dos veces el gol, pero en una apareció Arce para repeler el remate a quemarropas, y en la otra el palo le dijo que no al desvió que realizó al baló el delantero tras un córner.

Crucero no tuvo chances claras, pero en lo que pudo ser una gran oportunidad, Ostrowski recibió el balón de espaldas al arco, el borde del área, y si daba la media vuelta quedaba solo cara a cara con el portero, pero dio un pase a la defensa rival.

A los 42 minutos, cuando todos esperaban el entretiempo, Castro agarró a Miranda en el área, y el referí Giménez sancionó la pena máxima. Fue una falta de esas que si se cobran o no, no hay mucho que discutir. Y desde los doce pasos, Martín Fabro remató para poner el 1-0 en favor del visitante, y mandar al local abajo en el marcador a los vestuarios.

En la segunda parte cambió un poco la imagen de ambos equipos. Y no solo llegaron los goles, sino que también se vieron opciones de juego distintas al casi aburrimiento de la etapa inicial.

Boca Unidos salió decidido, y se encontró con errores defensivos del local, que le permitieron sacar provecho y aumentar su ventaja en el tanteador.

A los 4 minutos, el aurirrojo correntino realizó una gran ofensiva, en donde trasladaron el balón por la derecha, para acabar con Mariano Miño de cara al arco y con espacios al borde de la media luna del área, desde donde sacó un gran remate por sobre Arce. Fue un golazo de Boca Unidos, desde la jugada previa hasta la definición del volante del conjunto correntino.

Pero eso no sería nada. A los 6 minutos, Fabro recibió el esférico en la entrada al área, se acomodó para su derecha, y García le cometió una sancadilla, a lo que Giménez sancionó falta penal. Y desde los doce pasos, Marcelo Miranda ejecutó para transformar la sanción en gol.

Boca Unidos pasaba a ganar por tres goles de diferencias, en el inicio del complemento. Fue un inicio con golpes de nocaut, que dejaron contra las cuerdas a Crucero.

Pase a la gran diferencia, los hombres del colectivero salieron a buscar el descuento, más que nada por la vergüenza propia y las urgencias como local.

Desordenadamente y a los cachetazos, el dueño de casa obligó a la visita a jugar en su área. Pero más allá del control del balón, los locales no supieron como generar chances claras de gol.

A los 10 minutos, un centro, de los tantos, enviado desde la izquierda por Sotelo terminó en el área chica, donde Pablo Ostrowski logró desviar el esférico con la cabeza y mandar la redonda al arco de Ojeda. Así llegó el descuento para Crucero.

El 1-3 le dio otro tinte al juego, en donde el local vio que podía llegar a otro tanto y quedar a tiro de empate. El descuento lo llevó a Boca Unidos a cerrar sus líneas, y defenderse con diez hombres en los primeros metros de su campo de juego. Solo Núñez quedó en el ataque.

A los 20 minutos, un centro cruzado quedó en los pies de Braian Perussato en el vértice izquierdo del área de Ojeda, donde el juvenil de crucero se acomodó y sacó un potente remate que ingresó en el poste alejado del portero. Era el 2-3, y se reavivaban las esperanzas del empate.

Sin dudas la actitud del equipo era otra, pero la falta de contundencia alejaba al colectivero de poder encontrarse con el gol. Boca Unidos estaba refugiado en su campo, pero cuando tenía posibilidad de contra golpe, lastimaba mucho.

El conjunto correntino pudo haber liquidado el encuentro, y tuvo para ello dos oportunidades inmejorables. En una, Ríos se encontró habilitado y solo con varios metros para encarar a Arce, y lo hizo, pero al llegar para rematar, apareció el “bombero” Lerchner, para robarle el balón y salvar a su arquero. En la otra, y aún más clara, un despeje largo dejó a Núñez solo ante Arce en el borde del área, pero el delantero visitante, ya muy cansado, intentó buscar la falta, y el portero colectivero se barrío muy bien y sin cometer infracción para despejar el esférico.

Crucero del Norte tuvo llegadas, pero pese a llegar hasta las puertas del gol, no fue efectivo en las definiciones, y encima tuvo en frente a un destacado Ojeda.

Otra derrota del colectivero, que los sigue dejando como penúltimo en la tabla general, pero que ahora también lo obliga a usa calculadora para ver cuales son las urgencia para sumar y mantener la categoría esta temporada en la “B” Nacional.

El colectivero suma 35 puntos, y quedó a cinco del antepenúltimo, Boca Unidos. En los promedios, el elenco de Garupá tiene 1,265 (100 pts. en 79 PJ), quedando a tres posiciones por sobre la zona de descenso.

La próxima fecha será clave para Crucero: Si pierde en su visita a Independiente Rivadavia en Mendoza, y ganan All Boys y Juevntud Unida, el colectivero quedará al borde de la zona de los descenso, ya que el albo y el decano entrerriano lo superarían en la tabla.

Del sueño de principio de temporada, cuando el objetivo era estar entre los que lleguen a fechas finales a pelear el ascenso, Crucero ha pasado a la pesadilla impensable de tener que sufrir para mantener la categoría.

Salinas y Rivoira no pudieron lograr buenos resultados dirigiendo al colectivero, pero el equipo tenía una identidad que esperanzaba a los hinchas. El Crucero Lippi no solo no encuentra los buenos resultados, sino que no encuentra un juego que convenza a los hinchas.

Para más, y como dato no menor, en el sector de platea se produjo un pequeño cruce entre hinchas/socios que se recriminaron entre quienes insultan al equipo por el mal juego y quienes alientan pese a lo mal que ven al equipo. El incidente no pasó a mayores.

Síntesis – Formaciones:

Crucero del Norte 2: Ignacio Arce; Alejandro Pérez, Rodrigo Lerchner, Federico García, Guillermo Sotelo; Lucas Vera Piris (56′ Leandro Fernández), Lucas Caballero, Iván Molinas (68′ Braian Perussato), Nicolás Castro; José Dujaut, y Pablo Ostrowski. DT: Sergio Lippi. Suplentes: Emilio Rébora; Stephan Ruggeri, Gilberto Benítez, José Vera, Pedro Brítez.

Boca Unidos 3: Juan Marcelo Ojeda; Rolando Ricardone, Marcelo Ortíz (53′ Fernando Alloco), Ariel Morales, Leonardo Baroni; Diego Sánchez Paredes, Mariano Miño, Martín Fabro, Marcelo Miranda (Osmar Ferreyra); Gonzalo Ríos (Mateo Ramírez), y Cristian Núñez. DT: Christian Bassedas. Suplentes: Fabricio Henricot; Ignacio Valsangiacomo, Carlos Ross, y Ataliva Schweizer.

Goles: 42′ Fabro (Boca Unidos); 49′ Miño (Boca Unidos); 51′ Miranda (Boca Unidos); 55′ Ostrowski (Crucero del Norte); y 70′ Perussato (Crucero del Norte).

Árbitro: Pablo Giménez.
Estadio: “Comandante Andrés Guacurarí”, Santa Inés; Garupá.