Crucero del Norte perdió ante Gimnasia por 3-0

El colectivero perdió por 3-0 ante el lobo jujeño, en lo que fue despedida de la segunda división del fútbol argentino. Duré, técnico interino, puso a muchos juveniles.

Fue un partido atípico, que escaparía de cualquier análisis desde la previa. No solo por los protagonistas, sino por el contexto. Crucero ya estaba descendido, y los responsables no serían de la partida. Gimnasia no se jugaba nada, y también pondría una alineación alternativa.

Alejandro Duré, a cargo del equipo interinamente, puso en cancha un 4-4-2, mezclando a dos habituales titulares, algunos relegados del plantel, y un par de pibes que el día anterior jugaron por la Liga Posadeña (en un partido intenso). Domínguez, como seguro zaguero central, y Molinas, como volante derecho, fueron los que continuaron en el equipo.

Bachke en el arco, quien ha demostrado en la cuarta que ya merece chances de jugar en la Primera, Benítez, un lateral zurdo con mucho futuro, y Godoy, como primer zaguero, habían jugado 24 horas antes por la semifinal de la Liga Posadeña.

Crucero fue ordenado en los primeros minutos, y hasta generó una gran chances de gol colectiva, que terminó con un remate dentro del área de Siergiejuk, que se estrelló en el poste.

El entrenador interino de Gimnasia también alineó a pibes de las inferiores, pero muchos de ellos ya venían teniendo varios minutos en la “B” Nacional. Gimnasia fue mucho más ordenado y efectivo. En cuatro llegadas, convirtió dos goles.

A los 10 minutos, Ulises Virreyra aprovechó una distracción en el fondo local, y mandó el balón al fondo de la red. Ganaba la visita por 1-0.

A los 11 minutos, un pase rompiendo las líneas derivó en Rodrigo Morales, que encaró al arco, ante la salida desesperada de Bachke, definió por sobre el arquero, para poner a los jujeños 2-0 arriba.

El lobo ganaba gracias a dos jugadas afortunadas. Y eso fue todo por parte de Gimnasia en la primera parte. Pero eso le alcanzaba para estar arriba en el marcador.

Crucero comenzó a hilar jugadas colectivas tras el primer cuarto de hora de juego. La necesidad de mostrar que ellos están, y la falta de presión por el descenso ya consumado, hicieron que los pibes colectiveros puedan desplegar su juego.

Pero al igual que el plantel profesional, pero con más entrega que ellos, los pibes carecieron de efectividad en los metros finales. Así y todo, se las ingeniaron para poder llevarle peligro al arco de Cavallotti.

Cerca de la media hora llegó maldición de todo el torneo: una lesión. Molinas acusó un desgarro en su pierna, y tuvo que ser reemplazado por el “Pey” Brítez.

La primera parte se fue apagando con dos equipos que se hundieron en un pozo sin ideas, con muchas intensiones, pero con defensas muy despiertas para desarticular ocasiones ofensivas del rival.

En el segundo tiempo se vio más de lo mismo. Crucero mantenía el domino del esférico, hilvanaba su juego, pero no podía ser efectivo en los metros finales. Gimnasia se replegó a defender, y apostó a liquidarlo de contra.

Brítez se erigió como el jefe del equipo, todos los balones pasaron por él, y sacó dos potentes remates directos al arco, que forzó a Cavallotti para mantener su arco en cero.

A los 4 minutos, Julián Ramírez convirtió el tercer gol de lobo jujeño. Fue el tanto que le puso cierre al tanteador.

En el resto del juego, Crucero demostró que tiene futuro, u mucho. El ingreso de Klyniauk (por Dujaut) generó muchas expectativas, sabiendo lo que ha jugado en la Liga Posadeña, más aún en la sociedad por izquierda con Benítez.

Si bien Gimnasia cortó muy bien los circuitos asociados por las bandas del local, Klyniauk y Benítez pudieron mostrar algunos pasajes de buen fútbol.

El resultado nada importó, los pibes se mostraron, los suplentes se mostraron, y los no más de 400 hinchas los aplaudieron, respaldándolos para lo que se viene.

Crucero del Norte cerró su participación en la categoría esta temporada último con 37 puntos, producto de ocho partidos ganados, trece empatados y 23 derrotas. El colectivero fue penúltimo en la tabla de los promedios.

Fuente: MetaGoles.

– Síntesis –

Crucero del Norte (0): Guillermo Bachke; Brian Domínguez, Enzo Godoy, Federico Domínguez, Matías Benítez; Iván Molinas (27′ Pedro Brítez), José Vera, Rodrigo Cerdán, José Dujaut (58′ Esteban Klyniauk); Thomas Silvero, y Mauro Siergiejuk (53′ Pablo Stupiski). DT: Alejandro Duré. Suplentes: Emilio Rebora; Leonardo Chávez, Cristhian Britos, y Enzo Bruno.

Gimnasia (3): Maximiliano Cavallotti; Leonardo Ferreyra, Joaquín Barro (63′ Matías Molina), Alejandro Frezzotti, Ignacio Sanabria; Rodrigo Morales (76′ David Stéfano), Joaquín Iturrieta, Ulises Virreyra; Diego Auzqui (63′ Milton Céliz); Julián Ramírez, y Mauro Buono. DT: Carlos Morales Santos. Suplentes: Lucas Petrich; Gonzalo Nazario, Federico Quintana, y Gastón Mamaní.

Goles: 10′ Virreyra (Gimnasia); 11′ Morales (Gimnasia); y 49′ Ramírez (Gimnasia).

Árbitro: Jonathan Correa.
Estadio: “Comandante Andrés Guacurarí”, Santa Inés;
Garupá.