Copa Argentina: Gimnasia fue eliminado por un equipo del Federal A

Con un gol de Pablo Saucedo a diez minutos del final, el Granate le ganó al Lobo tras disputar gran parte del complemento con un jugador menos. El equipo vencedor llegó a 16avos por primera vez y será rival de Belgrano de Córdoba.

La tercera fue la vencida. En su tercer intento en 32avos, Defensores de Villa Ramallo consiguió la victoria que buscaba desde su primera participación durante la temporada 2014-2015. Con un jugador menos durante gran parte del complemento, sorprendió a Gimnasia La Plata con un golazo del ingresado Pablo Saucedo y llegó a los 16avos. de la Copa Total Argentina. Su próximo rival será Belgrano de Córdoba.

Nicolás Ibáñez fue el arma ofensiva más interesante de Gimnasia La Plata durante el primer tiempo. El atacante buscó darle movilidad a la ofensiva del Lobo, pero la falta de variantes del equipo en campo rival atentaron contra las posibilidades de irse al descanso con un tanto a favor. Defensores de Villa Ramallo apostó a un audaz 3-4-3, pero no logró exigir el arco defendido por Alexis Martín Arias. Sin embargo, el Granate mostró buenos atributos y un orden que le impidió a su rival imponerse dentro del campo de juego. Además, impuso condiciones cuando monopolizó la pelota en la mitad de la cancha, más allá de evidenciar cierto desorden en el retroceso.

La roja a Fernando Ponce en el comienzo del complemento no trastocó los planes de Defensores de Villa Ramallo. Expulsado por un codazo a Daniel Imperiale, el volante dejó con uno menos a un equipo que supo reponerse a las dificultades a partir de una premisa fundamental: mantener el orden. Gimnasia tuvo algunas posibilidades para abrir el marcador, pero falló en la puntada final y encontró a un arquero como Juan Doboletta que se mostró seguro y confiable en cada intervención: la mejor de ellas, a poco del final, al tapar un disparo a quemarropa dentro del área chica.

Defensores de Villa Ramallo consiguió uno de los goles más importantes de su historia a diez minutos del final. Cuando pocos lo esperaban, y cuando el encuentro parecía tener destino de penales, el ingresado Pablo Saucedo puso en ventaja a su equipo con un impactante remate desde afuera del área que se metió en el palo izquierdo del arquero Alexis Martín Arias. Con ese tanto, el Granate se nutrió de confianza y sostuvo la ventaja con hidalguía y determinación ante un Gimnasia que quedó preso de sus limitaciones, y que se llevó una gran frustración en la finalización del semestre. Lo sorprendió un humilde club del Federal A, que se llevó del estadio de Banfield la alegría más importante de su historia.

Fuente: Web Copa Argentina.