Cierra una editorial y 200 trabajadores quedan en la calle

Se trata del grupo español SM, que solo dejará en nuestro país una oficina de representación comercial con cinco empleados.

La industria editorial es una de las más golpeadas por la recesión, la debacle del consumo y la pérdida en la capacidad de ahorro de los consumidores. A eso se le suman los aumentos astronómicos en los materiales para la fabricación de uno de los símbolos históricos del consumo cultural en Argentina: los libros.

El grupo editorial de origen español SM decidió cerrar su filial argentina y despidió a los 200 trabajadores que tenía contratados en nuestro país. La firma, que aduce severos problemas financieros devenidos de la pérdida de rentabilidad, seguirá sin embargo con una oficina comercial en Buenos Aires que solo empleará a cinco personas.

Los primeros en recibir los telegramas de despido fueron los promotores con zona laboral en el interior del país.

SM es una importante difusora de contenidos literarios para niños y jóvenes, así como de manuales y otros textos educativos.

Fuente: InfoNews.com