Cientos de militares patrullan las calles de Rio de Janeiro

Las fuerzas armadas de Brasil comenzaron este fin de semana a patrullar las calles de Río de Janeiro, después de que el presidente Michel Temer lo dispusiera ayer por decreto, con el fin de combatir la ola de violencia que afecta a la ciudad.

Grupos de soldados pertrechados con fusiles tomaron posiciones en sitios emblemáticos de la ciudad, como las playas Copacabana e Ipanema y el Parque de Flamengo, mientras caravanas de vehículos militares recorrían las principales calles y avenidas.

La participación de militares en esas tareas forma parte del Plan Nacional de Seguridad para Río de Janeiro anunciado y que prevé que hasta diciembre de 2018 reforzarán la vigilancia de la ciudad 8.500 miembros de las fuerzas armadas, 620 de la Fuerza Nacional de Seguridad, 380 de la Policía Federal de Carreteras y 740 agentes de fuerzas locales.

Lo resolvió Temer en respuesta a las autoridades de Río de Janeiro, que habían pedido ayuda para combatir la ola de violencia que sufre la ciudad, agravada por una grave crisis en las finanzas públicas locales. “En esta primera parte de la operación, las acciones son de reconocimiento, de ambientación en el terreno y de obtención de datos que será útiles para las operaciones futuras que serán necesarias”, informó el Comando Militar del Este en un comunicado.

Fuente: Télam.