China se prepara por si estalla una guerra con Corea del Norte

Los chinos han montado un arsenal de seguridad en su frontera con Corea del Norte, con el despliegue de cámaras, detectores de radiaciones y soldados en previsión de una posible crisis humanitaria o nuclear.

Después de meses de guerra verbal entre Estados Unidos y Corea del Norte, China teme dos escenarios: la caída del régimen, que podría provocar el flujo de millones de refugiados a lo largo de los 1.420 km de frontera común, y las consecuencias de un ensayo nuclear norcoreano.

En Dandong, una ciudad fronteriza por donde transita la mayor parte del comercio bilateral, abundan mensajes propios de la Guerra Fría.

“Los ciudadanos u organizaciones testigos de actos de espionaje deben inmediatamente informar de ello a los órganos nacionales de seguridad”, se lee en una banderola, en blanco sobre fondo rojo.

En el exterior de la ciudad, hay múltiples puestos de control en la carretera que bordea el río Yalu, que sirve de frontera. Fueron instalados en octubre, afirman varios habitantes a la AFP.

“Antes los norcoreanos venían al lado chino para pescar. Ahora no se atreven”, declara Zhang Fuquan, jefe de una planta de piscicultura situada a orillas del agua. “Los soldados patrullan y vigilan”. Las relaciones bilaterales se deterioraron en 2017.

China, principal apoyo económico y diplomático de Corea del Norte, apoyó varias tandas de sanciones en la ONU en respuesta a sus ensayos nucleares y a sus disparos de misiles.

Fuente: AFP-NA.