Certificaron secaderos de yerba mate en Buenas Prácticas de Manufactura

La iniciativa fue impulsada y financiada por el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) y que se implementó a través del Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM), dando así cumplimiento al Plan Estratégico para el Sector Yerbatero.

El presidente del INYM, Alberto Re, señaló durante el acto de entrega a las empresas que esta capacitación “es rigurosa y su implementación demanda realizar inversiones y cambios en las instalaciones y en el personal, pero es algo que tenemos que asumir no sólo porque la yerba mate es un alimento que debemos ofrecer con inocuidad sino también porque nos posiciona mejor en el mercado”.

“La excelencia -agregó- en el proceso de elaboración de la yerba mate, que es lo que buscamos con las BPM, nos lleva a un camino de seguridad alimentaria; y esto es algo que desde el INYM vamos a seguir exigiendo y en todas las etapa de la cadena yerbatera”.

La capacitación en BPM se inició en el 2015 y hasta la fecha, son más de 30 los secaderos que recibieron conocimientos para mejorar las condiciones de elaboración, algunos de los cuales ya superaron  todas las etapas y están en condiciones de certificar BPM y otros deben realizar las correspondientes auditorías, pasos y prácticas exigidas por IRAM.

Los certificados fueron entregados a los secaderos Klingbeil Ernesto (Oberá), Productores de Yerba Mate de Santo Pipó S.C.L. (Santo Pipó), Valois S.A.C.I.F.I.A. (Gobernador Roca), Anra S.R.L. (San Pedro), Establecimiento Imhoff  S.R.L. (9 de Julio)  y JS S.A. (Oberá). Por su parte, el secadero de Hreñuk S.A. (Apóstoles) obtuvo, en abril pasado, su  certificación en BPM.