Brasil conquistó su novena Copa América

Brasil apeló al oficio, a las individualidades, algunos pasajes de buen juego y a la resistencia para conquistar la Copa América en su tierra, con el triunfo ante Perú por 3 a 1 en el mítico estadio Maracaná, de Río de Janeiro.

El seleccionado brasileño superó todas las instancias que se le presentaron en el partido, desde la igualdad transitoria de Perú hasta la expulsión de Gabriel Jesús.

La apertura del marcador, con el gol de Everton, rompió con la paridad. Perú jugó de igual a igual, con presión alta en los minutos iniciales, aunque se diluyó en los metros finales.

Con ventaja, Brasil tomó las riendas de la final y ofreció mayor cohesión en las líneas.

Gabriel Jesús, de gran partido hasta su salida, desequilibró y envió el centro que encontró en soledad a Everton, quien resolvió de manera solvente.

Las buenas producciones de Arthur, el siempre confiable Dani Alves (obtuvo su título número 40 y fue elegido el mejor jugador de esta Copa América) y Casemiro afianzaron al equipo de Tite, que justificó la ventaja.

La primera zozobra para Brasil ocurrió con el empate del Perú dirigido por el argentino Ricardo Gareca a través de Paolo Guerrero, de tiro penal, con la mano en el área de Thiago Silva en la jugada previa. La acción fue evidente, pero fue revisada por el VAR, uno de los actores de la Copa América.

Fuente: Télam.