Autoridades de EMSA recorrieron un barrio de Garupá

El presidente de Electricidad de Misiones SA charló con los vecinos del barrio La Calandrias y constató las obras que la prestataria lleva adelante en el lugar. “Es que en un primer relevamiento, se observó que en su mayoría las familias se encontraban accediendo de forma irregular al servicio eléctrico, enganchados a la red, con el riesgo que esto significa, tanto para la vivienda misma como para las familias que allí habitan”, explicaron.

Ante esa situación, la empresa dispuso un equipo técnico y social para analizar la situación y diseñar un plan de trabajo que mejore el acceso al servicio; y en primera instancia “se mejoró la baja tensión existente y se repararon las luminarias del alumbrado público”.

Posteriormente se hizo en forma conjunta con la comisión vecinal, un relevamiento de las familias residentes en el Barrio y el estado de situación del servicio eléctrico (tendidos).

Mientras la Empresa avanzaba en la construcción de las líneas eléctricas, los vecinos comenzaron a colocar sus pilares monofásicos, requisito fundamental para acceder al servicio.

Habiendo ambas situaciones sido resueltas (tendidos y colocación de pilares), el presidente de la Empresa autorizó bonificaciones especiales en los trámites de conexión, facilitando de esta forma la regularización del servicio.

Finalmente, como lo planteamos inicialmente, el martes 11 de septiembre se pudo observar los primeros frutos de este trabajo de cogestión de la Empresa-Comisión Vecinal y Familias de Las Calandrias, pudiendo ese mismo día 19 familias acceder al servicio eléctrico en forma legal y segura, fundamentalmente con energía de calidad. En los próximos días la Empresa continuará con los trabajos técnicos para lograr en esta primer etapa que 40 casas del barrio cuenten con Luz propia.

El trabajo no se detiene, nuevos desafíos se presentarán, tanto para Las Calandrias como para otros barrios y asentamientos de la Capital, con los cuales seguiremos apostando para acercar cada vez más, la energía que no debe faltar en los hogares misioneros.