Argentina volvió a integrar el “club de los emergentes”

La consultora MSCI finalmente pasó al mercado argentino de fronterizo a emergente. Ahora los fondos de inversión extranjeros rearmarán carteras.

Luego de nueve años de ostracismo, el mercado argentino volvió a integrar el club de los emergentes, tras la decisión de ayer de la consultora MSCI. Atrás quedó la indecorosa cucarda de fronterizo que el país supo ganar a mediados del 2009. Si bien habrá que esperar hasta mayo del próximo año para que el índice argentino (que elaborará MSCI) se incorpore al índice MSCI Emerging Markets, se descuenta que los fondos de inversiones internacionales comenzarán a ajustar sus carteras incorporando acciones argentinas.

Según estimaciones del mercado, el mercado argentino tendrá una ponderación dentro del índice MSCI en torno al 0,5%, similar a la de Colombia. Esto implicaría una demanda potencial sobre los papeles locales de entre u$s3.000 y u$s4.000 millones. Claro que se desconoce cuánto ya de esto está en manos de los fondos internacionales. O sea, cuánto ya compraron meses atrás, especulando con este anuncio. Lo cierto es que la mayoría de los fondos de inversión de estrategia “pasiva”, es decir, aquellos que solo buscan replicar el “benchmark”, o sea, el índice de referencia, en este caso el MSCI EM, apuntarán a incorporar, por lo menos, el equivalente a la ponderación argentina en sus carteras. En este caso la fecha clave es mayo del 2019. De modo que, se estima que pondrán el foco en abril para llegar sin problemas.

Cabe aclarar que MSCI destacó que la decisión se basó en que los inversores internacionales expresaron su confianza en la capacidad del país para mantener las condiciones actuales de acceso al mercado accionario, que es un factor clave en el marco de clasificación de MSCI. Sin embargo, a la luz de los eventos más recientes que afectan la situación cambiaria del país, MSCI también advirtió que revisaría su decisión de reclasificación si las autoridades argentinas introdujeran cualquier tipo de restricciones de acceso al mercado, tales como control de capital o de divisas.

El humor de los inversores ya no es el mismo que meses atrás. La situación local se deterioró. Por ello son cautos a la hora de proyectar la posible “lluvia” de inversiones. Si la recalificación a emergente se hubiera dado el año pasado el ingreso de fondos hubiera superado ampliamente al esperado ahora. Anoche los estrategas de los principales bancos de inversión de Wall Street estaban recalculando la posible demanda sobre el mercado argentino tras la noticia.

Los fondos que invierten en emergentes ahora saben que deben tener “Argentina” para seguir el benchmark del mercado. Llegar a mayo 2019 sin tener “Argentina” será un costo de oportunidad que no querrán asumir.

En cambio, los fondos de estrategia “activa” que pueden o no buscar replicar el benchmark, pueden tener más (over weight), menos (under weight) o la misma ponderación en sus carteras. Estos fondos se estima que ya están posicionados en papeles argentinos, incluso, muchos de ellos invirtieron a pesar que el país era “fronterizo” especulando con la apuesta al nuevo Gobierno y la recalificación.

Ayer MSCI explicó que Argentina formará parte del MSCI Emerging Market Index en mayo de 2019 en coincidencia con el rebalanceo semestral del índice. En septiembre MSCI divulgará un índice provisional que ayudará a los inversores en el proceso de implementación de inclusión de Argentina al índice de emergentes. En ese sentido, MSCI divulgó una lista simulada con 16 compañías argentinas que integrarán en MSCI Argentina Index, aplicando los criterios que se aplican a los países que son emergentes (entre ellas, Telecom, YPF, Galicia, Macro, IRSA, Cresud, Francés y Supervielle).

También señaló que dado el bajo nivel de liquidez del mercado local, por ahora, solo incluirá en el índice a compañías argentinas listadas en el exterior, como los ADR.

Fuente: diario Ámbito Financiero