“Apuntalar la soberanía alimentaria permite mejorar los ingresos de pequeños productores”

Fue una expresión de la titular de la Subsecretaría de Programas Especiales y Financiamiento Internacional, Eleonora Vigo, en el marco de una iniciativa mediante la cual se distribuirán unos 500.000 plantines de hortalizas de hojas verdes y algunas verduras de fruta, entre un centenar de productoras y productores hortícolas.

“El objetivo es que, a través de sus organizaciones o de forma asociada, puedan comercializar su producción en el mercado local”, señalaron sobre el programa que cuenta con el financiamiento del PRODERI (Programa de Desarollo Rural Incluyente).

La propuesta responde en principio a la iniciativa de productores de la zona norte de Misiones, de las localidades de Colonia Delicia, Eldorado, Puerto Esperanza, Caraguatay, Santiago de Liniers, a los que se han sumado los residentes de Colonia Yacutinga; de Gobernador Roca; Garupá; Dos de Mayo; Aristóbulo del Valle; El Soberbio; San Vicente y Puerto Illia.

El primer desembolso recibido incluyó la compra del equipamiento necesario para asegurar mayores volúmenes y mejores estándares de calidad en las verduras producidas, con inversiones intraprediales en media sombra, sistemas de riego automático completos, por goteo y aspersión, tejido perimetral, iluminación, plásticos para la construcción de invernáculos, instalaciones eléctricas seguras y todo el equipamiento necesario.

“Es un modelo de gestión que contribuye con la política adoptada por el gobierno misionero de apuntalar la soberanía alimentaria, promoviendo mejores ingresos en familias de pequeños productores, logrados no sólo por su trabajo productivo, sino por el agregado de valor a sus productos”, explicó la titular de la Subsecretaría, Eleonora Vigo.

La Subsecretaría, como en todos los proyectos financiados desde la cartera, acompaña desde el inicio estos procesos, no solo aportando el financiamiento, sino apuntalando a los productores en asistencia técnica y capacitaciones que abarcan desde el manejo de sus inversiones y capital de trabajo, el acceso a tecnologías de avanzada y los conocimientos necesarios para la inserción de los productos en ferias y mercados locales, sumados a criterios de sustentabilidad básicos para permanecer en él.

Durante el dictado de las capacitaciones se entrega un manual elaborado especialmente y se espera que a partir de los 45 o 60 días de cultivo, según la variedad de verduras, con el manejo adecuado, la producción esté en óptimas condiciones de ser comercializada por los mismos productores y que con esta modalidad puedan alcanzar mayores beneficios económicos.

Las entregas de plantines se realizan cada 30 o 45 días. Esta modalidad continuará hasta el mes de junio.