Los autos nuevos suben hasta un 9% y suman 28% de incremento

    WOLFSBURG, GERMANY - NOVEMBER 14: New VW cars wait to get loaded onto trucks at the Volkswagen car factory on November 14, 2008 in Wolfsburg, Germany. Many European carmakers are tightening their belts as consumers pull back from new car purchases in the face of the global financial crisis. The Organization for Economic Cooperation and Development, or OECD, reported that Germany has officially slid into recession after two consecutive quarters of negative growth. (Photo by Sean Gallup/Getty Images)

    Producto de la devaluación del peso, los vehículos cero kilómetro subirán desde hoy entre 4 y 9%, según las marcas, lo cual agravará la situación de las ventas durante este mes, en un panorama que luce sombrío para el sector automotriz.

    Fuentes del segmento comercial detallaron a BAE Negocios que los nuevos incrementos en las listas de precios de las concesionarias comenzarán a notarse desde hoy, en una escala que irá del 4% al 9 por ciento. Las fuentes indicaron que desde el inicio de la megadevaluación, a fines de abril, el promedio de aumento de todas las marcas fue de nada menos que el 16 por ciento.

    El dato toma mayor relevancia si se tiene en cuenta que en el acumulado desde enero, los incrementos en vehículos nuevos ya alcanzan el 28%, es decir casi el doble de la inflación registrada durante el primer semestre del año. En los salones de venta, los vehículos que tuvieron subas más elevadas fueron los del Volkswagen, Renault y Fiat, que se encarecieron 22%, 22% y 21%, respectivamente con el salto del dólar.

    Del mismo modo, si se observa el alza de los precios en todo el año, las mismas terminales se ubican en ese orden, entre las tres primeras (33%, 32% y 32%). La venta de automóviles en la Argentina comenzó un declive que se podría extender por todo el resto del año. Por efecto de los aumentos de precios y la devaluación, el mes de junio cerró con 64.000 patentamientos, muy lejos de los 83.000 patentamientos que había mostrado el mes de mayo, y con una proyección 2018 revisada a la baja del millón de vehículos a 875.000 unidades.

    Fuentes sectoriales graficaron que “los salones de venta están congelados, prácticamente sin la visita de interesados en comprar. En la comparación interanual con julio del 2017, la actividad también será inferior y calculamos que en el resto de los meses”. De esta forma, si bien el acumulado del primer semestre fue de 500.500 vehículos, una cifra muy positiva, en las concesionarias no dudan del escenario de 875.000 unidades para el 2018, por debajo de las expectativas iniciales del millón de vehículos que había a principios de año.

    “Aunque los autos en dólares están baratos, inciden los aumentos de precios. La clase media que seguía comprando modelos económicos ya no lo está haciendo por la incertidumbre del dólar y la pérdida del poder adquisitivo”, señalaron las fuentes. “La caída en el segundo semestre va a ser del 15% versus el segundo semestre de 2017”, estiman en el sector comercial.

    La nueva meta de 875.000 vehículos anuales es la segunda revisión de las concesionarias que pasaron primero del millón de unidades a 930/940 mil. “También existe el componente del gran peso tributario que es un debate todavía pendiente con el Gobierno y las provincias, y los muy bajos niveles de rentabilidad”, dicen en las concesionarias. “Por las dificultades económicas, la gente desplaza en parte las compras de autos de gama media a baja o popular. Las ventas de los modelos del segmento medio caen más del 20 por ciento”, apuntaron.

    Fuente: diario BAE Negocios